Buscar
  • JOSUE GREEN

Espiritu que atacan la iglesia .cuidado

Espíritu de Absalón: División y Usurpación. (2 Samuel 15)

- Es adulador, se gana el corazón de la gente manipulando la necesidad que tienen muchos de sentirse importantes, atendidos y escuchados. - Planifica y conspira la caída de otros. - Se hacen ver como indispensables, haciendo a otros pensar que solo ellos tienen la capacidad de liderar. - Viven llenos de odio y raíces de amargura, no sienten el gozo del Espíritu Santo ni la paz del Señor. - Corrompe y manipula a otros para que hagan por el sus malas obras. - Siempre está mancillando el testimonio y la reputación de los lideres y otros hermanos de la iglesia y provoca sublevación. - Persigue a sus hermanos. Así como Absalón persiguió a Amnón y a David, los que obran bajo el espíritu de Absalón persiguen a sus hermanos en Cristo.


Espíritu de Cam: Murmuración, Difamación, Deslealtad. (Génesis 9:18)

- Tiene un corazón impío, lleno de juicio y maldad. No sabe de que espíritu es. - Se goza del tropiezo de los demás. - Le gusta descubrir la vergüenza de otros. - No comprende que alguien con un llamado puede cometer un error, pero no por eso deja de ser siervo de Dios. - Comenta con extraños los problemas de su congregación. - No solo se maldice a si mismo por su pecado, sino que trae maldición a su descendencia.


Espíritu de Abimelec: Oportunismo, Disidencia. (Jueces 9)

- Ataca a gente ociosa y vagabunda. Cuando estamos en ocio espiritual nuestras defensas contra los ataques del enemigo están bajas, es ahí cuando nos volvemos susceptibles a la manipulación. Un vagabundo es una persona que va de un lugar a otro. Un vagabundo espiritual no tiene visión, ni propósito, es de doble animo, no sabe de que espíritu es y por lo tanto es carnada perfecta para la manipulación y la conspiración. - Envenena el corazón y las intenciones de la congregación en contra de las autoridades establecidas en la iglesia. - Vuelve el corazón de los hermanos en contra de otros hermanos para beneficio propio. - Aniquila a cualquiera que se oponga a sus propósitos sin importarle a cuanta gente tenga que destruir. - No solo es desleal con los lideres de la iglesia, pero alcanzado su objetivo, se vuelve contra los que le ayudaron a alcanzar sus planes.


Espíritu Farisaico: Legalismo, Juicio y Condenación, Falsa Doctrina, Falsa Santidad. (Mateo 5:20, 7:21-23, 12:7, 16:6 y Lucas 11:39 y 12)

- Hipócritas, no practican lo que predican. - Buscan exaltación y reconocimiento. - Pregonan sobre la santidad, pero no entienden lo que es la verdadera santidad. - Han confundido la santidad con el legalismo. - Inventan doctrinas, ritos, etc. para ejercer dominio sobre la congregación. - Sustituye la palabra por la doctrina. - Es conocedor de la palabra y la recita, pero no conoce el Espíritu que inspiró la palabra. Esto provoca que se tergiverse y se saque la palabra de contexto haciendo interpretaciones erróneas y muchas veces anti-bíblicas sobre la biblia. - Se ven muy espirituales por fuera, pero por dentro están llenos de maldad. Viven llenos de odio, dictando juicio y condenación. No entienden ni reconocen la misericordia de Dios. No hay amor ni compasión en ellos. - Usan la palabra de Dios para atacar, no para restaurar. - Creen que serán salvos por sus obras las cuales hacen para reconocimiento público. - Puede operar dentro de la iglesia (predicar, ministrar, etc.) pero estar fuera de la voluntad de Dios al mismo tiempo. - Contamina la congregación con la levadura de su falsa doctrina.

Por último existe un espíritu con una manifestación dual y que tiene un efecto directo e indirecto. Este espíritu puede levantarse contra la iglesia y/o contra individuos. Cuando se manifiesta contra la iglesia como grupo esto tiene un efecto directo en la congregación. Cuando ataca a un individuo el impacto a la congregación es indirecto, o sea, una consecuencia de la influencia de este espíritu en la vida personal de los miembros de la iglesia.

Espíritu de Pitón: Adivinación y Hechizaría, Distracción, Depresión, Apatía Espiritual. (Hebreos 16:16) (1 Reyes 19)

Ataque de impacto directo:

- Es engañador, este espíritu levanta falsos profetas y gente que ven la profecía como leer las cartas del futuro. Cristianos que usan la oración y el ayuno como un rito mágico para obtener lo que quieren, sin consultar la voluntad del Padre. - Tergiversa la palabra, esto produce falsas doctrinas, falsos profetas e incita al pecado y la apostasía. - Cristianos que necesitan que un profeta les hable todo el tiempo ven a los siervos de Dios como pitonizos que pueden predecir el futuro, cuando no reciben palabra y/o profecía constantemente, son susceptibles a los engaños y a espíritus de hechizería y adivinación (cartas, tarot, horóscopo, psíquicos, etc.). - Pitón puede hablarte con detalles de tu pasado, porque lo conoce, haciéndote creer mentiras sobre tu futuro, el cual no conoce. - Afecta a cristianos que quieren, por sus propios medios, manipular o resolver sus situaciones porque es mas fácil que esperar en Dios con fe. Por tanto recuren a medios de hechizería, brujería y adivinación.

Ataque de impacto indirecto:

- Como la víbora que es Pitón te paraliza, te envuelve y te quita el aliento provocando que aspectos de tu vida espiritual comiencen a fallar. - Se interpone a que busques la presencia de Dios provocando apatía espiritual. Ya no sientas de deseos de orar, leer la palabra o de congregarte hasta que te alejas de Dios completamente. - Interrumpe tu conexión con Dios distrayéndote con cosas mundanas como pasatiempos, televisión, internet, etc. o con asuntos presuntamente importantes como el trabajo, la familia, las deudas, y problemas personales o familiares. Si bien todo esto es importante, nada es mas importante que tu relación con Dios. - Busca desactivar en ti lo sobrenatural de Dios. Ya no sientes la presencia, ya no sientes la llenura de espíritu y no ves la manifestación de Dios en tu vida. - Te asfixia hasta que sientes que no hay esperanza, que tus problemas son demasiado grandes y que no hay solución. Sientes que por mas que ores Dios no te escucha y pierdes la voluntad para seguir luchando. - Te envenena hasta que comienzas sentir resentimiento contra Dios porque piensas que no te escucha y no te ayuda. - Te devora envolviéndote en un yugo de depresión y desesperación y comienzas a tener pensamientos de mortandad como el suicidio.

¿Cómo se combaten estos espíritus?

Recordando que nuestra lucha no es contra sangre ni carne sino contra fuerzas de las tinieblas. Es una lucha que hay que pelearla en el espíritu, de rodillas, en ayuno y comunión.


No con peleas ni contiendas levantándose hermano contra hermano. Pero para luchar contra algo primero hay que saber contra qué estamos luchando e identificar al enemigo y conocer el modo de operación de estos espíritus. Debemos estar en oración constante, pedir por discernimiento y llenarnos del poder del Espíritu Santo de Dios, solo así obtendremos la autoridad para reprender estos demonios. Jesús dice en Mateo 17:21 que hay géneros de demonios que solo salen con oración y ayuno. No porque la oración y el ayuno de por si reprenda demonios, sino que es a través de la oración y el ayuno que alcanzamos el poder y la autoridad espiritual por medio del nombre de Jesús para hacer guerra espiritual y vencer al enemigo. Para vencer a los espíritus inmundos que tratan de infiltrarse en la iglesia lo primero es estar conectado con el Espíritu en todo momento porque el Espíritu Santo siempre te va a decir cuando hay algo que no es de Dios, pues el Espíritu no mora donde mora la maldad y el pecado. Lo segundo es mantener las defensas espirituales altas y en optimas condiciones. ¿Cómo se logra esto? con una iglesia saludable, una iglesia que ora, que ayuna y que camina en santidad. Tercero, saber que hay batallas de las que no podremos escapar. A veces Dios permite situaciones para que aprendamos a batallar, para hacernos crecer espiritualmente, llevarnos a otros niveles, y darnos armas que de otro modo no hubiéramos obtenido ni aprendido a utilizar. Por eso no se puede bajar la guardia pensando que en tu iglesia esas cosas no pasan y que todo el mundo es santo porque no existen iglesias perfectas. Seamos prudentes y estemos siempre alertas porque Satanás anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8).


0 vistas
ContactO

555 STATE ROAD  436.FERN PARK,FL-32730

PHONE:407-261-0161

Horarios de actividades .

Domingo:10.00 Am - Servicio Evagelistico y Sevicios de Ninos 

Martes : 5.00 Am - Madrugadas de oracion -Online( FB-Live)

Miercoles : 7.00 Pm Servicios de Milagros  - Tambien  Youth  Ministry .

© 2023 para Coach Personal. Creado con Wix.com